manzanafrita

COCINA Y OTRAS CURIOSIDADES

Buscar este blog

domingo, 5 de enero de 2014

Roscón de Reyes

Este dulce es tradicional de España en estas fechas, en la que los niños y no tan niños esperan con impaciencia que amanezca el día 6 de enero, para ver lo que Sus Majestades les han traído de regalo.
Yo lo describiría como un pan dulce lleno de aromas de azahar, naranja y limón. Sencillamente delicioso tanto por significado como por su sabor.
La idea de cómo hacerlo parte de webosfritos que lo explica de maravilla, aunque yo he reducido las cantidades y adaptado un poco a mis gustos, modificando sobre todo los aromas que me encantan.






Lo que necesitamos (para una roscón mediano)

Para el azúcar glas aromatizado
  • 60 g de azúcar glas
  • la piel rallada de 1 naranja (solo su parte naranja)
  • la piel rallada de un limón (solo su parte amarilla)

Para la masa madre
  • 35 gramos  de leche entera
  • 5 g de levadura de panadería fresca
  • una cucharada de azúcar
  • 65 g de harina de fuerza

Para la masa
  • 30 gramos de leche entera
  • 35 g de mantequilla a temperatura ambiente (blandita)
  • 1 huevo mediano
  • 10 g de levadura de panadería
  • 15 g de agua de azahar (incluso le echaría 20 gramos)
  • 225 g de harina de fuerza
  • un pellizco de sal 
  • los 60 gramos de azúcar aromatizada que hice antes

Para la decoración
  • huevo batido
  • azúcar humedecido con tres gotas de agua
  • guindas en almíbar
  • naranja confitada

Forma de hacerlo
El azúcar glas aromatizado:
El azúcar glas se puede hacer moliendo en molinillo eléctrico azúcar normal hasta convertirla en polvo (unos segundo y listo).
Lavamos la naranja y el limón y rallamos su parte de color y la reservamos mezclada con el azúcar glas.
La masa madre:
Templamos la leche y deshacemos la levadura en ella, mezclamos con el azúcar y seguidamente la harina. Amasamos ligeramente hasta formar una bola. Dejamos reposar unos 15 minutos tapada con un paño limpio y en lugar cálido hasta que aumente su volumen (observamos que se aprecia aire en su interior). Reservamos.
La masa principal:
Templamos la leche y disolvemos en ella la levadura.
Tamizamos la harina con un colador. Reservamos.
Sobre la harina echamos: el huevo, la mantequilla, sal, la masa madre, el azúcar aromatizado y amasamos hasta unir bien todos los ingredientes.
Sobre una mesa de trabajo echamos un mínimo de aceite de oliva e impregnamos nuestras manos también de aceite para poder trabajar la masa.
Amasamos con energía hasta conseguir una masa elástica, unos 15 minutos aproximadamente. Formamos una bola.
Echamos otro poquito de aceite en un bol y colocamos allí la masa en forma de bola, tapamos con un paño de algodón limpio y dejamos reposar  en un lugar cálido unas  5 horas. Tenemos que observar que ha duplicado  su volumen y que está muy esponjoso, lleno de aire.
En este momento, sacamos la masa del bol, amasamos ligeramente, se irá el aire y le damos la forma deseada de roscón (yo le coloqué un aro de emplatar para que no se cerrase el agujero central (tiende a hacerlo). Lo colocamos sobre papel de horno y volvemos a tapar unas 2 horas, hasta que veamos que duplica su volumen ( por supuesto en sitio cálido).

Cuando vemos que creció suficiente, colocamos las frutas escarchadas y el azúcar humedecido en montoncitos, pintamos con huevo batido.

La cocción en el horno precalentado a 200ºC
Colocamos en el horno (placa en el medio y fuego por arriba y por abajo a 200º C los primeros 15 minutos y a 180 otros 7 -10 minutos más. 


Y como decimos aquí !Qué os traigan muchas cosas! (materiales e inmateriales que buena falta hace)

Nota: Si se hornea a 180 grados, el resultado es mejor,
 más esponjoso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario